A cualquier persona que le guste la comida “picante”, de seguro que tiene vinagre en su casa. Es que este producto se suele utilizar en preparaciones de conservas como comidas al escabeche, pero no es el único uso que puede tener. Muchas ensaladas suelen también condimentarse con algún tipo de este ácido y, sin dudas, es un aliado que no falta en los hogares.

Pero no solo sirve el vinagre para usos comestibles. ¿Sabías que te puede ayudar a solucionar múltiples conflictos hogareños? Si tienes algún inconveniente doméstico y necesitas solucionarlo lo antes posible, esperar a que alguien lo arregle por vos ya no hace falta porque con diferentes fórmulas puedes conseguir resultados profesionales con pocos ingredientes.

¿Por qué usar vinagre para limpiar las zapatillas?

Como decimos, este producto tiene muchos beneficios que van más allá de lo gastronómico. Desde desatascar cañerías hasta eliminar el sarro de la pava, sin dudas, el ácido actúa como un elemento clave a la hora de que diferentes objetos vuelvan a tener aspecto de recién adquiridos.

Es sabido que tiene propiedades de limpieza el vinagre que lo hacen óptimo para no solo desinfectar frutas y verduras, sino también para quitar las manchas más difíciles que existen. Este producto junto con el bicarbonato de sodio suele formar parte de cada receta doméstica que se conoce para poder eliminar imperfecciones de la indumentaria y las zapatillas no escapan a esta fórmula.

¿Cómo eliminar la suciedad de las zapatillas con vinagre?

Lo primero que te vamos a recomendar es que, como ocurre en otros casos en los que el vinagre va a ser “desechado”, utilices vinagre blanco para esta preparación. Sobre todo, esto se recomienda por una cuestión que tanto el vinagre de manzana como el vinagre de vino no solo tienen sabores mucho más invasivos, sino que tienen un color más notorio.

Para poder eliminar las manchas de las zapatillas, vas a mezclar 2 tazas de vinagre blanco con 1/4 taza de bicarbonato de sodio y una vez que la efervescencia se reduzca, ya vas a poder proceder con la limpieza del calzado. Recordá primero quitarle los cordones, que los vamos a limpiar por separado, y frota la preparación con un cepillo por toda la zapatilla. Luego de unos 15 o 20 minutos, es necesario que las enjuagues y las pongas a secar. Y así de sencillo tenes las zapatillas limpias listas para volver a utilizarlas como recién salidas de la tienda.

¿Cómo limpiar los cordones de las zapatillas con vinagre?

Nuevamente, vamos a utilizar este ácido para limpiar los cordones, aunque no con la misma preparación que utilizamos para las zapatillas. En este caso, habiendo quitado los cordones antes de limpiar el calzado, vamos a colocar 2 tazas de agua, 4 cucharadas de vinagre blanco y 4 cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente. 

Una vez que la mezcla con estos ingredientes y el vinagre ya esté incorporada, vamos a sumergir los cordones y dejarlos en remojo por lo menos por una media hora. Eso nos debería dar el tiempo perfecto para que, a su vez, actúe la preparación anterior sobre las zapatillas. Una vez que todo esté seco, ya tendremos nuestro calzado como nuevo y en óptimas condiciones para presumirlo frente a todo el mundo. Pero, recuerda, no dejes que pase mucho tiempo entre cada lavado porque el calzado blanco se ensucia con frecuencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *