Las autoridades de la Liga Jujeña de Fútbol explicaron la difícil situación económica que traviesan los clubes que la integran. «Tenemos un déficit mensual de casi 4 millones de pesos», manifestó su presidente, Luis Civardi.

Las autoridades de la Liga Jujeña de Fútbol (LJF) expresaron su preocupación por la economía de los clubes que integran la institución y pusieron en duda el inicio del torneo en todas las categorías si es que no obtienen apoyo del estado provincial.

Mediante un video difundido el lunes por la noche, las autoridades de la Liga sostuvieron que «la situación es muy complicada y hoy es imposible trasladarle la responsabilidad a los clubes afiliados porque muchos de ellos no podrían comenzar el torneo».

El titular del Departamento de Desarrollo de la LJF, Gustavo Baravalle, señaló, «hoy es necesario el apoyo del Estado ya que sin la colaboración es inviable arrancar la competencia, hoy la Liga contiene a más de 40 mil chicos durante los meses de competencia. Los clubes cumplen un rol de contención fundamental, pero hoy ante esta realidad, tenemos que ser claros y frontales, hoy el déficit es de 4 millones».

El presidente de la institución Luis Civardi, adelantó que la respuesta del Gobierno de Jujuy fue inmediata ya que el secretario de Deportes, Hugo Flores, se puso en contacto para coordinar una reunión y avanzar con el análisis de situación.

«La reunión se realizará el miércoles a las 19 horas, previamente nosotros tendremos una asamblea este martes con los presidentes de los clubes. El secretario de Deportes nos pidió que le preparáramos un listado de lo que necesitan las instituciones deportivas», explicó Civardi.

Por otro lado, el presidente de la Liga detalló que en todo el año 2023, los clubes deberán pagar 11 millones de pesos en arbitraje, sumado a los gastos de seguridad (policías) y salud (ambulancia) que representan 130 mil pesos mensuales a cada institución.

«Los clubes no están en condiciones para pagar esa cifra. Si bien tenemos en Bingo de la Liga y le solicitamos a los clubes que colaboren con la venta de los cartones, de todas formas no llegamos a cubrir ni siquiera el arancel de los árbitros», agregó Civardi.

Por último, Civardi recordó que hace seis años que la Liga no recibe subsidios para el arbitraje en divisiones inferiores y resaltó que ese aspecto profundizó la crisis económica de los clubes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *