El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, anunció este miércoles el apoyo de Brasil a la denuncia internacional de Sudáfrica contra Israel por genocidio, que será analizada a partir del jueves por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya.

«A la luz de las flagrantes violaciones al derecho internacional humanitario, el presidente manifestó su apoyo a la iniciativa de Sudáfrica de pedirle a la Corte Internacional de Justicia que le ordene a Israel cesar inmediatamente todos los actos y las medidas que puedan constituir genocidio o crímenes relacionados en los términos de la Convención para la Prevención y la Represión del Crimen de Genocidio», informó la Cancillería brasileña en un comunicado.

La Franja de Gaza. Foto: ReutersLa Franja de Gaza. Foto: Reuters

El anuncio fue hecho tras el encuentro que el líder brasileño tuvo este miércoles con el embajador de Palestina en Brasilia, Ibrahim Alzeben, con quien conversó sobre la situación de los palestinos en la Franja de Gaza y en Cisjordania, a los tres meses del inicio del actual conflicto con Israel.

Los argumentos de Sudáfrica

La CIJ escuchará este jueves los argumentos de Sudáfrica para respaldar su petición de medidas cautelares contra Israel, a quien acusa de violar la Convención contra el Genocidio con los bombardeos en curso contra civiles palestinos en la Franja de Gaza, ante la necesidad de «proteger los derechos del pueblo palestino contra daños mayores, graves e irreparables».

Israel, que califica la petición como «atroz y absurda», será escuchada el viernes en un proceso en que Sudáfrica ya cuenta con varios apoyos, como los de Jordania, Turquía, Bolivia o la Organización para la Cooperación Islámica, pero también el rechazo de otros, como Guatemala o Estados Unidos.

De acuerdo con la nota de la cancillería, Brasil sigue defendiendo una solución negociada al conflicto que establezca como principio la existencia de «dos Estados, con un Estado palestino económicamente viable conviviendo con Israel en paz y seguridad, y dentro de las fronteras mutuamente acordadas e internacionalmente reconocidas».

El Ministerio de Relaciones Exteriores agregó que Lula aprovechó su reunión con el embajador palestino para recordar la condena de Brasil a los ataques terroristas contra Israel del brazo militar del grupo Hamás el 7 de octubre.

Pero igualmente «reiteró que tales actos no justifican el uso indiscriminado recurrente y desproporcionado de la fuerzas por parte de Israel contra civiles» en Palestina.

Según el comunicado, el 70 % de los 23.000 muertos en el conflicto son mujeres y niños; hay 7.000 desaparecidos; el 80 % de la población fue obligada a desplazarse y los sistemas de salud y de abastecimiento de agua, energía y alimentos colapsaron. Para Brasil, esos datos caracterizan una «sanción colectiva» contra los palestinos y no contra Hamás. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *