El oficialismo confirmó este lunes que mañana, cuando comience el debate de la Ley Ómnibus en las comisiones de la Cámara de Diputados, estarán presentes importantes funcionarios del gobierno nacional. Sin embargo, en la lista de ministros no están ni el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, ni el titular de Economía, Luis “Toto” Caputo.

El extenso proyecto de ley se debatirá, a partir de las 14, en las comisiones de Legislación General, Asuntos Constitucionales y Presupuesto y Hacienda. Se estima que las intervenciones duren hasta las 20. Las tres funcionarán en paralelo en el anexo de la Cámara baja.

El miércoles y el jueves el tratamiento en comisión comenzará a las 9 de la mañana. En los tres días habrá presencia de funcionarios nacionales de primera y segunda línea. La agenda que armó el oficialismo -que puede modificarse como consecuencia de las responsabilidades de cada uno de ellos- marca que este martes estará presente el secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo entre las 14 y las 17, y el ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, a partir de las 17 y hasta las 20.

El miércoles está pautado que al Anexo C lleguen los ministros Guillermo Francos (Interior), Patricia Bullrich (Seguridad) y Guillermo Ferraro (Infraestructura). El jueves, en tanto, está proyectado que esté presente Sandra Pettovello (Capital Humano) junto a la mayoría de sus secretarios.

El ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, será uno de los primeros en acudir al CongresoEl ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, será uno de los primeros en acudir al Congreso

En los dos días el oficialismo espera jornadas largas, muy discutidas y con momentos de tensión. Desde un inicio han decido confrontar directamente con el peronismo y viceversa. Advierten que no tienen voluntad de acompañar el proyecto ni de negociar. “Lo único que quieren es bloquearlo”, sentenció un legislador libertario.

Hay una polarización creciente entre los dos sectores del arco político. El resto, en el medio, flotando hacia a los costados de acuerdo a los intereses, las necesidades y las convicciones. En ese sector medio aparece el radicalismo y el bloque que preside Miguel Pichetto – donde está el peronismo cordobés, el socialismo, la Coalición Cívica y el peronismo anti K -, que representan lo que en el Congreso ya definen como “la oposición dialoguista”.

En la Cámara de Diputados separan al peronismo del kirchnerismo. Ponen de un lado a algunos gobernadores del PJ y del otro al resto de los legisladores, cercanos a Cristina Kirchner o a Sergio Massa, a quien emparentan íntimamente con el mundo K. Es parte de una decisión que, a priori, parece ser una estrategia para generar una grieta parlamentaria. En el oficialismo consideran que hay sectores del peronismo con más ánimo de avalar el DNU y el proyecto de ley debido a la voluntad de dar gobernabilidad en el inicio de la gestión. En esa lista están el ala menos combativa de los mandatarios de Unión por la Patria.

La ausencia de Posse y Caputo generó sorpresa y cierto fastidio en algunos sectores de la oposición, ya que el proyecto de ley contiene en uno de sus artículos la ratificación del DNU que desregula la economía. En el oficialismo no descartan que a la Cámara baja puedan asistir segundas líneas de ambos ministros y argumentan que los dos están abocados a la renegociación del acuerdo con el FMI.

En LLA esperan que el tratamiento del proyecto culmine con un dictamen de mayoría en el recinto y que logren su aprobación antes de fin de mes. No hay una noción clara de cuánto se pueden extender los tiempos pero, por lo bajo, aseguran que la fecha del 25 de enero es un límite necesario para encuadrar la discusión parlamentaria y política.

La ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, junto a sus secretarios. Todos estarán el jueves en la Cámara de Diputados La ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, junto a sus secretarios. Todos estarán el jueves en la Cámara de Diputados

En tanto, en la Casa Rosada niegan que las sesiones extraordinarias se vayan a extender, mientras que en el Congreso varios legisladores creen que es posible que se alargue el debate. Es una cuestión de tiempos. Ya pasó la primera semana del mes y recién está por comenzar el tratamiento en las comisiones. Aún resta el debate en el recinto y, posteriormente, el mismo proceso en el Senado.

La decisión del Gobierno de enviar a los ministros responde una de los cuestionamientos del bloque de Unión por la Patria, que había reclamado que los principales funcionarios se hagan presente en el Parlamento para responder preguntas sobre el proyecto de ley. En un principio, trascendió que solo irían funcionarios de menor rango, pero esta mañana el vocero Manuel Adorni aseguró que estarían presentes los nombres propios más importantes de la gestión.

Los legisladores fueron habilitados para mandar sus preguntas a los funcionarios hasta las 20 de hoy, pero no sabían quienes estarían presentes. A partir de mañana los ministros de Milei serán parte de un cara a cara con la oposición que, en todos los bloques legislativos, aseguran que hará subir la temperatura del debate. El Gobierno se enfrenta al primer examen legislativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *