El Proyecto Colmena, la primera misión latinoamericana rumbo a la Luna, tiene al frente a un científico del Norte de Argentina. Se trata del físico jujeño Gustavo Medina Tanco, quien estudió en la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) y actualmente se destaca en México por los avances en el ­desarrollo de microrrobots.

La Universidad Nacional Autónoma de México (Unam) con la Agencia Espacial Mexicana (AEM) lanzarán hoy al espacio los microrrobots, que viajarán en un cohete que saldrá desde la plataforma de lanzamiento Space Launch Complex-41, ubicada en Cabo Cañaveral.

Según indicaron, para los implicados en el proyecto es un momento lleno de expectativas, porque se estuvo trabajando en esto por años y finalmente será lanzado con el apoyo de varias universidades, el gobierno mexicano y la NASA.

El doctor Gustavo Medina Tanco lidera un equipo de alrededor de 250 alumnos pertenecientes a licenciaturas, maestrías y doctorados de una gran variedad de campos de estudio, como las matemáticas, actuaría, geofísica, psicología, diseño industrial, astronomía, geología y química.

Medina Tanco es especialista en tecnología espacial, y es quien diseñó y desarrolló cinco pequeños robots, los cuales, de acuerdo con el físico, fueron creados a base de mucha innovación, principalmente en procedimientos y estrategias de construcción, en diseño y en resolución de problemas

Por su trabajo, en 2022 fue nombrado en París miembro de la International Academy of Astronautics (Academia Astronáutica Internacional) y recibió el premio Fernando Alba de México, la mayor distinción de ese país por su aporte a la física experimental.

El científico se fue del país tras recibirse en la Universidad Nacional de Tucumán, doctorarse en Brasil y obtener posdoctorados en el Royal Greenwich Observatory y en la Universidad de Leeds.

Medina Tanco también trabaja en física de astropartículas, rayos cósmicos y energía; y forma parte de una colaboración internacional con 17 países llamada Pierre Auger que incluye a México y Argentina, que tiene el observatorio en Malargüe. Está vinculado con sus colegas del Instituto Balseiro, la Universidad Nacional de La Plata, de la UBA, y de la Comisión Nacional de Energía Atómica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *