Durante la mañana se rememoró aquel hito histórico para Siderurgia Argentina, acaecido un 11 de octubre de 1945 y que tuvo por protagonista central al complejo acerero Altos Hornos Zapla, se concretó en la plaza central Altos Hornos Zapla. Tomaron parte funcionarios municipales, comunidad educativa y vecinos de la ciudad. Asimismo, se conmemoró el 57º aniversario del barrio 11 de octubre en la plazoleta del sector. También se efectuó un acto a cargo de la Asociación Civil de extrabajadores de Zapla, en el busto al general Savio ubicado en el ingreso al Centro de Desarrollo Tecnológico.

Un 11 de octubre de 1945 se encendió el Alto Horno en Palpalá, para la Primera Colada de Arrabio Argentino. La otrora “ciudad siderúrgica”, como se la conocía a Palpalá, recuerda hoy aquel momento inédito para el país, que significó el ingreso definitivo en el mundo industrializado a través del establecimiento acerero Altos Hornos Zapla. Este, se constituía en un polo de producción que prácticamente motorizaba la economía de la región del noroeste argentino. Hoy, habiendo transcurrido por sucesivas etapas sombrías, la ciudad resurge y mira el futuro con nuevas expectativas.
En este marco, para conmemorar este suceso histórico para la ciudad de Palpalá, se realizó un acto protocolar en la plaza central Altos Hornos Zapla, con la presencia de autoridades de la Municipalidad local, establecimientos educativos y vecinos de la ciudad. Hubo palabras alusivas del director de Cultura y Turismo, Ramón Morales y colocación de ofrendas florales al pie del monumento a la Primera Colada de Arrabio Argentino.
En este marco, el presidente del Concejo Deliberante de Palpalá, Fabian Rodríguez, señaló que “quiero felicitar a los vecinos del barrio 11 de Octubre y a todos los ex trabajadores de la fábrica Altos Hornos Zapla, que aún están con nosotros. Es un día muy importante para todos los palpaleños, porque con la Primera Colada de Arrabio Argentino, se encendió una llama que brindó posibilidades de trabajo a muchos argentinos del NOA y otros puntos del país y países limítrofes. Altos Hornos Zapla, fue un polo de desarrollo muy importante para la región y el país, apuntalando la industria nacional”, afirmó.
“Todavía resta mucho trabajo por hacer, y el ejecutivo municipal que encabeza el intendente Rubén Eduardo Rivarola está trabajando con recursos propios y gestiones ante los distintos organismos nacionales y provinciales, para dar solución a todas las necesidades urgentes y estructurales que tiene la ciudad. Se ha recuperado en muchos aspectos la ciudad y el propósito es continuar transformándola para que todos podamos mejorar nuestra condición de vida”, agregó.
Por su parte, José Luis Mentesana, secretario de Obras Publicas de la comuna local, expresó que, “un día como hoy hace 78 años empezó a generarse un ambiente de trabajo, esfuerzo y desarrollo para la ciudad, que hoy estamos recordando. Es un hecho que podemos tomar como base y planificación para seguir transformando la ciudad, porque la continua labor y crecimiento para el beneficio del vecino, mejorando su calidad de vida, es una meta principal de nuestro intendente”.
El funcionario aseguró que “el compromiso es trabajar enteramente para el vecino, para la ciudad, escuchando y dando solución a sus necesidades y requerimientos. Para ello, el intendente lleva a cabo un plan delineado desde el primer día de su asunción, gestionando ante los organismos provinciales y nacionales de competencia a fin de hacer realidad las obras que todavía nos hacen falta en la ciudad”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *