Por orden del juez Julián Ercolini, la Policía Federal realiza un allanamiento en la casa de Héctor Martínez Sosa, el broker amigo de Alberto Fernández involucrado en el escándalo de los seguros surgido durante la administración del ex presidente, el operativo comenzó a la noche en la casa del investigado, ubicada en San Fernando, provincia de Buenos Aires.

En el lugar se encuentran efectivos realizando la incursión en el domicilio de Martínez Sosa por orden de la Justicia. En paralelo, el abogado que lo representa a él y a su esposa, María Cantero, histórica secretaria de Alberto Fernández, se dio cita en el lugar y tomó contacto con los agentes solicitando dialogar con el responsable del operativo, según pudo saber este medio. Cantero se encuentra en el domicilio. Los letrados, en tanto, no lograron entablar una conversación con los responsables del procedimiento.

En paralelo, se realizan tres procedimientos similares en oficinas y viviendas pertenecientes a Alberto Pagliano y Pablo Torres García. Se trata de las personas señaladas en el esquema denunciado por el actual gobierno, con el que se habría montado un negocio a partir de la contratación de Seguros para las distintas prestaciones en las que intervenían los organismos del Estado.

El mecanismo, según se investiga, habría tenido origen en un decreto presidencial que ordenaba a todos los estamentos públicos a contratar a Nación Seguros, empresa que pertenece al Banco Nación, como aseguradora de riesgos en sus prestaciones. Así se creaba una cartera de clientes cautivos. Sin embargo, pese a ese contexto, en cada contratación habrían intervenido empresas privadas, pertenecientes a terceros, a quienes se les cuestiona, primero, la necesidad de su intermediación, y segundo las comisiones que habrían percibido.

Es en esa trama donde aparecen los nombres de Martínez Sosa, señalado como uno de los empresarios que se benefició con ese esquema de contrataciones por parte de los organismos públicos en una intermediación cuestionada. El mismo rol se le asigna a Torres García. Pagliano, en tanto, era el titular durante la presidencia de Alberto Fernández, de Nación Seguros. Todas son personas que mantienen algún vínculo con el ex presidente. La trama fue publicada por el periodista Ricardo Roa en Clarín.

Por caso, Martínez Sosa está casado con María Cantero, histórica secretaria del ex presidente. En su primera declaración pública sobre el tema, Fernández le dijo al diario La Nación: “No pedí por nadie, y si mi secretaria lo hizo, se extralimitó”. Luego de que el caso se hiciera público, se conoció además que los registros de ingresos a la Quinta de Olivos identifican visitas de Martínez Sosa a la Quinta presidencial durante la gestión de Fernández en al menos ocho oportunidades. Los encuentros, en la mayoría de los casos se extendían por varias horas, de acuerdo a estas revelaciones.

El escándalo estalló a partir de que el ex titular de ANSES, Osvaldo Giordano, detectara este esquema en el organismo y decidiera interrumpir la práctica por considerarla irregular.

El gobierno de Javier Milei se convirtió en uno de los principales impulsores de la investigación de la trama que tiene al ex presidente Alberto Fernández la mira. Según explicó el vocero Manuel Adorni la semana que pasó, el Ministerio de Capital Humano presentó una denuncia contra los responsables de la anterior gestión de ANSES, por fraude en la administración pública; abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionarios público; negociación incompatible con el ejercicio de la función pública; tráfico e influencias; y malversación de caudales públicos.

La presentación apunta contra el ex director operativo del Fondo de Garantías de Sustentabilidad (FGS) de la Anses, Federico D’Angelo Campos. El Gobierno lo acusa de haber permitido, presuntamente, la aplicación de “comisiones y costos de intermediación en pólizas de seguro contratadas en Nación Seguros”.

Por su parte, Osvaldo Giordano, quien ya no forma parte del Poder Ejecutivo Nacional, explicó cuáles fueron las gestiones que detectó dentro de ANSES y que consideró irregulares. “Anses da créditos a los jubilados. Siempre está la posibilidad de que el jubilado fallezca y ese crédito no se pueda cobrar, y ante eso hay dos alternativas: cobrarles a todos los tomadores de créditos un pequeño porcentaje, hacer un fondo y cubrir las pérdidas, o contratar un seguro de manera directa como se hizo luego del decreto de Alberto Fernández”, explicó el ahora exfuncionario nacional en medios de Córdoba.

“Ese contrato con Nación Seguro vencía en febrero y había que tomar la decisión de renovar o no y lo que pedí fue hacer una comparación con el costo de volver al esquema anterior de autoseguro, ahí descubrimos que nos costaba menos, que era más eficiente”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *