La Secretaría de Transporte incrementó el saldo negativo de la tarjeta SUBE a través de la resolución 12/2024 publicada hoy en el Boletín Oficial.

Con esta decisión, pasó de $ 211,84 a $480, un monto menor a los cuatro boletos mínimos previos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), y de otras ciudades de país.

Una vez que el usuario se queda sin carga en su tarjeta, podrá seguir viajando hasta agotarse dicho saldo, el cual será descontado automáticamente en la siguiente recarga que realice.

Por resolución, el saldo negativo equivalía a 4 veces el boleto mínimo del colectivo, actualizándose automáticamente en cada aumento de tarifas. De esta forma, tras el último incremento aplicado en las tarifas de este mes que llevó el boleto mínimo a $ 270, el saldo mínimo debería haberse actualizado a $ 1.080, pero esto no ocurre. Y hubo aclaraciones al respecto.

El BEGU de San Salvador de Jujuy se acredita en la SUBE.

El BEGU de San Salvador de Jujuy se acredita en la SUBE.

Explicaciones

Según Nación Servicios, ente administrador y gestor de la tarjeta, el plástico “no cuenta con capacidad interna lógica suficiente para el almacenamiento” de un saldo negativo de dicha cifra.

El organismo actualmente “se encuentra llevando a cabo el recambio en campo de parte de los módulos de acceso seguro en las tarjetas de primera generación y la reprogramación de los módulos que no resulta necesario recambiar en las tarjetas de segunda generación”.

Así se podrá extender la capacidad física de almacenamiento de saldo negativo. Hasta que no se complete dicho recambio, el saldo negativo no podrá ser superior a $ 480, lo cual alcanzará para un solo boleto mínimo de colectivo de $ 270.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *