En un contexto de carrera espacial con China, Estados Unidos se prepara para regresar a la Luna y Bill Nelson, director de la NASA, afirmó estar seguro de que »llegaremos allí primero». A 50 años de que el hombre pise la Luna por última vez, la agencia espacial estadounidense contrata empresas privadas para competir contra los chinos.

Ahora bien, la misión estadounidense ya tiene fecha de aterrizaje y está prevista para el 25 de enero de 2024, con el módulo de aterrizaje llamado Peregrine, donde no habrá personas a bordo.

Si todo sale bien, sería la primera empresa privada en aterrizar con éxito en la superficie lunar. La compañía encargada de desarrollar el módulo de aterrizaje lunar fue Astrobotic, que a su vez, llevará instrumentos para estudiar en entorno lunar en previsión de las misiones tripuladas Artemis de la NASA.

Superficie de la Luna. Foto: Unsplash.Superficie de la Luna. Foto: Unsplash.

Hace varios años, la NASA optó por contratar empresas norteamericanas para enviar experimentos científicos y tecnológicos a la Luna, lo que forma parte de un programa llamado CLPS (Commercial Lunar Payload Services). Estos contratos de precio fijo deberían permitir el desarrollo de una economía lunar y la prestación de servicios de transporte a costos más bajos.

Por su parte, el despegue está previsto para el 24 de diciembre desde Florida, a bordo del vuelo inaugural del nuevo cohete del grupo industrial ULA, bautizado Vulcan Centaur. La sonda tardará «unos días» en alcanzar la órbita lunar, pero tendrá que esperar hasta el 25 de enero para aterrizar cuando las condiciones de luz en el lugar de destino sean las adecuadas.

Viaje a la Luna. Foto: Unsplash.Viaje a la Luna. Foto: Unsplash.

El descenso se realizará de forma autónoma, sin intervención humana, y al mismo tiempo, será supervisado desde el centro de control de la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *